Síndrome del túnel carpiano, uso excesivo del mouse



El uso prolongado del ratón o mouse  del computador o su utilización prolongada  en una mala postura puede desencadenar el ‘síndrome del túnel carpiano’.

El sindrome del tunel carpiano es una  presión excesiva sobre el nervio mediano, el nervio de la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento de la mano.

Este puede generar  entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular   en la  muñeca y los  dedos de la mano. Dicho túnel normalmente es estrecho, y esta ubicado en  la muñeca de la mano  de manera que cualquier inflamación puede comprimir el nervio y causar dolor, lo cual se denomina síndrome del túnel carpiano.

Este síndrome se  desarrolla cuando repetimos un mismo movimiento varias veces;   la posición de la cabeza, la espalda, los pies, la correcta iluminación, posición de la pantalla, del teclado son los factores a tener en cuenta  cuando usamos el computadordurante un largo periodo. No debemos utilizar posiciones inadecuadas o estaremos  mas propensos a desarrollar el síndrome del túnel carpiano.

Uno de los problemas físicos más frecuentes causados por el “mal uso” de los computadores  es el que ocurre cuando se utiliza el mouse durante un tiempo excesivo o se usa de forma inadecuada. Al apoyar la mano durante mucho tiempo en la parte inferior de la muñeca, presionamos continuamente la zona del túnel carpiano, lo que termina provocando una inflamación de los tendones de esa zona. Esta inflamación tiende a reducir el espacio por donde pasa el nervio, lo que provoca su compresión.

Cuando esto ocurre, los síntomas mas frecuentes son:  Torpeza de la mano al agarrar objetos, dolor y debilidad en una o ambas manos  que se extiende  al codo y muñecas,  Entumecimiento u hormigueo en el pulgar y en los dos o tres dedos siguientes de una o ambas manos que se espade a la palma de las manos, coordinación de movimientos finos, daño en los músculos.



lo primero que hay que hacer es consultar a un médico para que nos confirme y nos de un diagnostico certero y  podamos empezar un tratamiento.

No obstante, si aparentemente no reviste gravedad, una de las medidas más habituales y aconsejadas por los propios médicos es algo tan simple como cambiar de mano el ratón hasta que desaparezca el malestar y posteriormente ir alternando el uso de ambas manos para no sobrecargar ninguna de las muñecas.

Se puede probar el uso de una almohadilla o tapete para mouse con gel  para la muñeca, utilizar ratones diferentes, especialmente diseñados para evitar estos trastornos físicos en la muñeca.






Acerca del autor

Consejos sobre nutrición y salud.