Lactancia materna, los diez mitos más frecuentes



Lactancia materna los diez mitos mas frecuentes

  1. Dar de lactar al bebé es un proceso que causa mucho dolor.
  2. La lactancia materna demasiado frecuente causa obesidad en el niño cuando él crece.
  3. Algunos niños son alérgicos a la leche materna.
  4. Una madre tiene que  tomar leche diariamente para producir leche.
  5. Si un niño no aumenta bien de peso, es porque la leche de su madre es de baja calidad.
  6. Las madres lactantes deben ofrecer a su bebé siempre ambos pechos en cada toma.
  7. Nunca despiertes al niño recién nacido que duerme para amamantarlo.
  8. Si amamantas muy seguido se te deterioran los pechos.
  9. Los bebés necesitan tomar más agua que leche materna cuando el clima es más caluroso.
  10. El bebé no pude usar el pecho de chupete.

Respuestas Lactancia materna, los diez mitos mas frecuentes:

  1. Dar de lactar no es un acto que tenga que causar dolor, por eso es muy importante el buen agarre del bebe, para evitar los problemas en los pechos como puede ser: enrojecimiento de pechos, duros, sensibles al tacto, que pueden desencadenar en una mastitis, que es una infección de los pezones con síntomas parecidos a los de la gripe.
  2. La lactancia demasiado frecuente no causa obesidad en el niño. Él bebe debe lactar entre 10 a 15 veces al día, aun así está recomendado la lactancia materna a libre demanda. Él bebe que tiene exceso de su peso ideal es frecuente aquel que es amamantado con leche de fórmula, o mezclado con leche materna; otra causa es cuando se empiezan a implementar alimentos en lo niños, las madres suelen darles cosas que solo aumentan calorías sin tener un valor nutritivo, otra causa el exceso de cantidades de alimentos que se les proporciona, que suelen ser por creencias familiares.


  1. La leche materna es el alimento ideal para los lactantes ya que, aparte de su alto valor nutritivo, aporta anticuerpos de la madre que les protegen de las infecciones. No obstante, se dan situaciones excepcionales en las que la leche materna puede ocasionar problemas en el bebé. Una de ellas aparece cuando el pequeño es intolerante a la lactosa, un azúcar lácteo. El intestino del afectado no produce la cantidad suficiente de lactasa, la enzima que degrada este azúcar.Otra situación también infrecuente es que el bebé se vuelva alérgico a la leche materna. En realidad, lo es a alérgenos –sustancias capaces de causar reacción alérgica– ingeridos por la madre en la dieta y que pasan a la leche. A veces, se resuelve eliminando de la dieta de la mamá los alimentos muy alergénicos, como huevos, chocolate y nueces.
  2. El dicho de tomar más leche para producir más leche no está comprobado científicamente. Es una creencia que por un lado ayuda a las madres a consumir leche, que directamente es beneficioso en su alimentación, ya que la leche es un alimento nutritivo, sin dejar de mencionar el aporte de calcio que proporciona.
  3. La leche materna es suficiente y de buena calidad para que el niño tenga una alimentación completa hasta los 6 meses; por más que la madre no tenga su peso ideal recomendado. Aun así no debe dejarse de lado el tema de la alimentación de la mujer puérpera. El problema radica en las veces que el niño (a) lacta, y la forma en como lo hace. Suele pasar que el niño este succionando aire, y la madre no se dé cuenta. Se debe incentivar al niño a que lacte por lo menos 10 veces al día.
  4. Esta recomendado que las madres den a su niño un pecho de 10 a 15 minutos y luego darle el otro. Esto se debe practicar para evitar que un solo pecho se vacié y el otro esté lleno, produciendo así endurecimiento de un pecho, que puede llegar a ser muy doloroso.
  5. Es aconsejable poner horarios al bebe para que lacte. Hay bebes que duermen demasiado y si no se les despierta no lactan. El niño debe acostumbrarse a tener sus horarios así iremos creando buenos hábitos alimentarios.
  6. Dar el pecho no sólo no engorda ni hace que los pechos se caigan, sino que ayuda a recuperar el peso de antes de estar embarazada, quemando incluso grasas de la zona de las caderas.
  7. Está demostrado que las necesidades de los lactantes en un clima cálido pueden ser completamente satisfechas por el agua de la leche materna. El agua es el componente más abundante de la leche materna de un 80 a 90 %. Contribuye al mecanismo de regulación de la temperatura corporal del recién nacido.
  8. El pecho para tu bebé no es solo alimento, es tranquilidad, unión con su mamá y con el mundo. Es normal que se quede pegado a la teta, déjale, es aun pequeño. Es importante que sientan el calor de mamá, les ayuda a crecer sin inseguridad y miedos.





Acerca del autor

Soy Licenciada en Nutrición, egresada de la Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba - Bolivia, para mayor información pueden contactarme por Email ana_is_18@hotmail.com o links de contacto. › Facebook.