Alimentos que se deben evitar para llevar una vida sana



El consumo de ciertos alimentos evita que tengamos una alimentación saludable, es por esta razón que te aconsejamos evitarlos y si es posible eliminarlos de tu dieta para lograr así, mejorar tu organismo y adquirir hábitos saludables. Los alimentos que no debemos consumir nos parecen muy ricos pero su consumo nos trae problemas de salud a largo plazo, como diabetes, problemas renales, colesterol alto, triglicéridos entre muchos otros.

Elimina las gaseosas y refrescos

Las gaseosas comunes como las light se han vinculado a la obesidad y otros problemas de salud, ya que estas están repletas de azúcar y calorías que contribuyen al aumento de peso. Las gaseosas light, si bien tienen cero calorías, al ser muy dulces, hacen que quieras comer de más, las gaseosas no te van a quitar la sed y si pueden aumentar el riesgo de cáncer de páncreas, el consumo excesivo de azúcar por beber gaseosas todos los días contribuye a la formación de células cancerígenas, al ser esta una bebida carbonatada genera  retención de  líquidos y causa un aumento de peso, y hace que te sientas más pesada y con ansiedad.

Evita comer pan blanco

El pan blanco es una alimento que consumimos a diario, pero es importante saber que está hecho a base de azúcares refinados, esto quiere decir que consumir pan blanco es peor que comer terrones de azúcar, hace que aumenten escandalosamente los niveles de azúcar en la sangre, lo que afecta al páncreas y provoca un pico de insulina, con el riesgo de desarrollar en un futuro resistencia a la insulina, diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares.



Si quieres cambiar  y consumir un pan que te aporte nutrientes, vitaminas y fibra puedes elegir aquel que contenga más grano y el que en su composición, tenga 100% harina integral.

El pan integral también se transforma en azúcar por lo que tiene harina, pero al contener fibra a diferencia del pan blanco, esa fibra además de que proporciona vitaminas y minerales hace que se retarde la absorción del azúcar, toda fibra ayuda a que no se dispare la insulina, por lo que ayuda considerablemente.

Evita consumir leche entera

Sé que es raro que te digan que debes eliminar la leche que por años y décadas te acompaño en la alimentación, pero estudios e investigaciones afirman que el consumo de leche de vaca puede tener efectos negativos.

Sin embargo, se ha demostrado que este tipo de leche contiene grasas saturadas que aumentan los niveles de colesterol malo. Además, este tipo de leche contiene altas cantidades de calorías y grasa.

Estudios realizados por la geofísica Jane Plant, jefa científica del Brotáis Geológica Survey, y el doctor Daniel Cramer, de la Universidad de Harvard, indican que un alto consumo de leche de vaca está asociado a una mayor tasa de cáncer de mama, de colon y de estómago. Sin embargo, es importante que ingieras calcio de otras fuentes que aportan vitaminas y nutrientes para fortalecer tus huesos como la leche de ajonjolí que aunque no tiene el mejor sabor puede evitar estos problemas y se puedes agregar frutas para cambiar su sabor.

Margarina

Hay una gran variedad de componentes no saludables en las margarinas, que incluyen grasas trans, que se presentan como grasas no naturales en la margarina, manteca vegetal y pastas para untar y se forman durante el proceso de hidrogenación, que convierte los aceites vegetales líquidos en una grasa sólida y estas contribuyen a enfermedades del corazón, cáncer, problemas en los huesos, desequilibrio hormonal, enfermedades cutáneas, infertilidad, problemas en el embarazo y problemas con la lactancia, bajo peso al nacer, problemas de crecimiento y dificultades de aprendizaje en los niños.



Los radicales libres y otros productos de descomposición tóxicos son el resultado de la alta temperatura del procesamiento industrial de los aceites vegetales. Ellos contribuyen a numerosos problemas de salud, incluyendo cáncer y enfermedades del corazón.

Una buena opción para implementar es el uso de aceite de coco, no es nocivo o malo como se creía hace unos 30 años, por el contrario es muy benéfico ya que ayuda a estimular o aumentar el metabolismo. Puede El aceite de coco estimula el metabolismo.

Es fungicida y mata hongos como la Candida albicans, destruye ciertos virus como el herpes, elimina bacterias y logra que el cuerpo se desprenda de tóxicos internos.

Encuentra más información sobre el aceite de coco aquí › Aceite de coco orgánico y su impacto para adelgazar.

Carnes procesadas

Las carnes procesadas como el salame, jamón, longanizas, vienesas y carne asada son generalmente hechas con carnes de animales criados en granjas de alimentación en base a hormonas de crecimiento, antibióticos y otros medicamentos de uso veterinario y son criados en condiciones que en ocasiones no sabemos. Dichas carnes también están cargadas de nitrito de sodio, un conservador comúnmente utilizado y agente antimicrobiano que también le da color y sabor.

Los nitritos pueden convertirse en nitrosaminas en el cuerpo, las cuales son potentes sustancias químicas que causan cáncer. La investigación ha vinculado el nitrito con mayores tasas de cáncer colorrectal, cáncer de  estómago y cáncer de páncreas. Pero eso no es todo, la mayoría de las carnes procesadas también contienen otros productos químicos que promueven el cáncer que se crean durante la cocción.

Un estilo de vida saludable depende de lo que consumes a diario es por esta razón que debes elegir alimentos que te aporten nutrientes y minerales que fortalecen tu sistema inmune así evitarás que tu salud se vea afectada.






Acerca del autor

Consejos sobre nutrición y salud.