Leche de sésamo o ajonjolí para bajar de peso



Las semillas de sésamo son procedente de áfrica e india, conocidas también como ajonjolí, contienen un alto aporte nutricional por sus niveles de fibra dietética la cual nos permite bajar de peso, nos aportan calcio, hierro, fósforo, magnesio y zinc, tiene metioninas, un aminoácido esenciales para la síntesis de proteínas, así como también fitoestrógenos, cuyas propiedades son antioxidantes y anticancerígenas, ayuda a disminuir el colesterol y prevenir la presión alta.

Beneficios del ajonjolí o sésamo

Las semillas de sésamo o ajonjolí son ricas en minerales como calcio, vitaminas del grupo B,  B1, B3, B6, ácido fólico, estas vitaminas son esenciales para la buena salud de la piel y de los tejidos, por lo tanto favorece el correcto funcionamiento del corazón y de los músculos, también contiene una cantidad significativa de vitamina E, una de las vitaminas más antioxidantes capaz de contrarrestar los efectos de los radicales libres y retardar el envejecimiento.

Los ácidos grasos tanto el omega 3 y 6 son adecuados e indispensables dentro de una dieta sana y equilibrada, tienden a reducir los niveles de colesterol alto de forma efectiva, el ajonjolí o sésamo se destaca por su alto contenido de estos ácidos grasos omega 3 y omega 6, que ayudan a reducir el colesterol LDL y los triglicéridos, previniendo riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares que afectan la salud óptima.



Otra de las propiedades destacables en las semillas de sésamo es su gran aporte en fibra, pues esta es fundamental para mantener una buena salud intestinal ya que actúa como un cepillo limpiando con profundidad los elementos tóxicos que van quedando depositados en las paredes intestinales, haciendo que tu metabolismo trabaje de manera correcta y no se torne lento, así regula tu sistema digestivo y lo ayuda a eliminar adecuadamente las toxinas del cuerpo, evitando que subas de peso.

Estas semillas son una de las fuentes más ricas de calcio que podemos encontrar. Por eso es un alimento crucial que no debe faltar en la dieta de niñas y niños, así como en la de mujeres postmenopáusicas y embarazadas. Contiene casi el doble de calcio que la leche y su consumo no implica la absorción de hormonas o antibióticos presentes en los productos lácteos.

El ajonjolí es un buen alimento para combatir el estrés, la depresión, el insomnio, y otros problemas del sistema nervioso. Sus altos contenidos de calcio, hierro y zinc lo hacen muy recomendable para las personas con anemia.

Mejoran la depresión gracias a su extraordinario aporte del aminoácido triptófano, precursor de la serotonina, que controla el estrés, la ansiedad, el insomnio, la depresión y la falta de energía.

Nos mantiene jóvenes ya que sus vitaminas y minerales antioxidantes mantienen en plena forma el sistema inmunológico y combaten la oxidación.

Previenen la osteoporosis, gracias al importante aporte de calcio que supone el consumo regular de semillas de sésamo.



Protegen el aparato digestivo, gracias a la acción de su fibra (mucílagos), protegiendo las mucosas e impidiendo la aparición de irritaciones como gastritis y acidez.

Estas semillas las puedes agregar en cualquier plato, en pescados, carnes, ensaladas de  frutas y verduras, en jugos o como mejor la prefieras.

Te indicaremos una forma de ingerirla que te servirá no solo para mantener tu peso si no para subir el calcio en tus huesos.

Leche de Sésamo o Ajonjolí para bajar de peso

Es una buena forma de consumir calcio pues no contiene lactosa y proporciona niveles de calcio hasta 10 veces más altos que la leche de vaca, sus grasa son de origen vegetal lo que lo que hace que los niveles de colesterol sean bajos, y esto nos ayuda a reducir grasas en nuestro cuerpo ya que es baja en calorías, es ideal incluirla en cualquier dieta en especial si quieres bajar de peso..

También te puede interesar › 5 verduras para limpiar tu colon.

Para preparar esta leche solo necesitas media taza de semillas de ajonjolí y dos tazas de agua, en un envase de vidrio pon el agua y deja reposar las semillas de ajonjolí durante toda la noche o al menos 8 horas, cuando pase este tiempo, licuas las semillas con el agua hasta que quede homogénea la mezcla, cuela el líquido varias veces para obtener una leche más espesa, reservar en un lugar fresco.

Esta leche puede durar hasta cinco días en refrigeración, si se separa la mezcla sólo agita muy bien para volverla homogénea y la puedes consumir.
Recuerda que esta leche la puedes consumir diariamente acompañada de una dieta balanceada, incluye actividad física, una mente sana te proporciona un cuerpo sano.






Acerca del autor

Consejos sobre nutrición y salud.