4 Aceites naturales para cuidar tu piel y cabello



Los aceites naturales son una excelente alternativa para cuidar, hidratar, nutrir, proteger, regenerar, reparar, e iluminar nuestra piel, sus propiedades nutricionales y terapéuticas aportan, tanto para la salud como para la estética de nuestro cuerpo.

Los aceites naturales no solo protegen nuestra piel, sino que penetran hasta sus capas más profundas para regenerar por completo y ofrecen magníficas propiedades antienvejecimiento y reafirmantes, la aplicación constante de muchos de ellos, además, permiten controlar los signos de afecciones como el acné y la formación de estrías, cicatrices y otras imperfecciones que pueden alterar la elasticidad y la apariencia de nuestro cuerpo.

Descubre los mejores aceites naturales para tu piel y cabello

Aceite de coco

Esta delicia de aceite no solo aporta beneficios para nuestro organismo, si no qué tiene importantes propiedades para cuidar la piel. El aceite de coco proporciona una hidratación real y profunda, ayuda a reforzar las capas internas de la piel y promueve la eliminación de células muertas en el exterior que hacen que la piel tenga un apariencia seca y rígida, para que te hidrate a profundidad lo ideal es aplicarlo después de la ducha con la piel aún húmeda notaras el cambio, también es útil como hidratante capilar.

Para usarlo tan sólo tienes que aplicar un poco de aceite de coco en el pelo, desde la raíz hasta las puntas, en la cara, puedes usarlo del mismo modo que harías con una crema hidratante normal, aunque tenga una apariencia muy grasosa, se absorbe muy rápido, una cucharada es suficiente para todo el cuerpo, su apariencia cremosa permite que con poca cantidad se hidrate todo el cuerpo.



Un tip para aprovechar mejor los beneficios del aceite de coco es utilizar el orgánico o extra virgen.

Aceite de almendra

Este aceite y su delicioso olor a trascendido de generación en generación aportando hidratación a la piel y evitando que pierda agua, generando una piel suave e hidratada, exponiéndose menos a las agresiones externas, mejora la elasticidad de la piel, lo que ayuda a prevenir las estrías, desinflama las irritaciones cutáneas debido a la presencia de zinc, mineral que reduce los procesos inflamatorios agudos. También ofrece antioxidantes y vitamina E, el aceite de almendras recupera los cabellos dañados y reduce el volumen. Lo ideal es aplicar champús y mascarillas con aceite de almendras en su fórmula, ya que la aplicación directa del aceite puede dejar los cabellos con aspecto graso.

El mejor momento para aplicar el aceite es después de la ducha, los poros están abiertos y su absorción es más profunda, para que protejas tu piel de estrías aplica el aceite de almendras y haz un masaje con los puños de las manos en forma circular, durante 5 minutos, asi te aseguras que el aceite se esparza uniformemente.

Aceite de Jojoba

Este aceite tiene una serie de propiedades beneficiosas tanto para el pelo como la piel del cuerpo, es un extracto oleoso humectante con características emolientes, hidratantes, antioxidantes y calmantes, sus ácidos grasos insaturados ayudan a renovar las capas externas de las células de la piel, favoreciendo la retención de agua manteniendo el nivel de hidratación requerido, eficaz en pieles muy secas, el poder hidratante de la jojoba ayuda a prevenir la formación de arrugas, ya que mantiene una piel turgente. Por otro lado, la elevada presencia de vitaminas antioxidantes C y E además de las vitaminas A, B y B1, contribuyen en la neutralización de los radicales libres y se evita su ulterior formación.

Tiene actividad antiinflamatoria y antimicrobiana, por lo que ayuda a calmar las irritaciones leves de la piel, regula la secreción de las glándulas sudoríparas, sirve para regular la secreción de grasa en el cuero cabelludo.



Agrega aceite de jojoba a tu humectante diario de rostro y cuerpo. Incluye sólo tres gotas del aceite a una pequeña cantidad de humectante en la palma de tu mano, luego distribuye la crema sobre tu rostro y cuerpo como de costumbre.

Aceite de Argán

Este aceite lo puedes utilizar tanto en la piel como en el cabello, es hidratante por su elevada presencia de vitaminas antioxidantes como las vitaminas C o E, también conocida como tocoferol, y otros nutrientes esenciales, cuidan las diferentes capas del cutis. Además, como son antioxidantes, neutraliza los radicales libres y evita su formación si te lo aplicas diariamente, la acción antioxidante de las vitaminas ayuda a restaurar el metabolismo natural, reduciendo las arrugas, mejorando el estado de la piel y conservandola suave y tersa, penetra fácilmente y no obstruye los poros, reduce las estrías notablemente teniendo efectos cicatrizantes.

El aceite de argán aporta brillo y fortaleza al cuero cabelludo, lo hidrata y como resultado se obtiene un cabello con el volumen ideal.

Puedes aplicar aceite de argán puro sobre la piel como una crema hidratante a diario, si tienes la piel seca. Se recomienda sobre todo aplicar después de salir de la ducha para obtener mejores resultados.

Para lucir un cabello sedoso aplica el aceite en el cabello mientras está todavía húmedo de raíces a puntas o puedes aplicarlo solo en puntas si prefieres, tiene tendencia a que se engrase rápido, lo ideal es aplicarlo antes de acostarse, va a hidratar en profundidad tu pelo y cuero cabelludo.






Acerca del autor

Consejos sobre nutrición y salud.